Skip links

En Centro Árbor lograremos que supere su adicción y recupere su vida anterior

Suele ser un pensamiento, tal vez, en ocasiones solo una emoción de quienes se ven en mitad de una vida que ni deseaban, ni creyeron nunca que iban a tener. «Ya no quiero vivir», y lo piensan, o lo sienten, cuando todavía podrían tener muchos años por delante para conseguir tanto de lo que esperaban de la vida.

Cuando las adicciones avanzan, acorralando a quienes las padecen, las tendencias suicidas se hacen presentes en un momento en el que ya no se quiere seguir sufriendo. Sucede así, por ejemplo, con quienes son presa de la ludopatía. Hasta un 90% de quienes juegan compulsivamente han tenido en alguna ocasión la idea del suicidio en su cabeza, y hasta un 20% han podido llegar a intentarlo. De igual manera podríamos mencionar el alcoholismo, que puede conducir a que el riesgo de llegar a suicidarse sea un 10% mayor que en la población en general. Entre los heroinómanos, se puede triplicar el índice de suicidios.

Llevadas hasta sus últimas consecuencias las adicciones eliminan cualquier posibilidad de crecimiento personal, de dicha, felicidad o tan solo de paz interior, y sin embargo, no hay un momento en el que el adicto se rinda, se venga abajo por completo y logre distanciarse de su adicción porque su cuerpo, en gran medida maltrecho, le sigue reclamando, de nuevo cada día, que intente conseguir otra botella más, un poco de cocaína, algo de heroína, o de cannabis.

Para el adicto no hay descanso, y en ese sentido, intentando valerse solo de sus propias fuerzas, no hay curación.

Sin embargo, el primer paso sí está a su alcance para superar la adicción

Pensamos que los grandes males necesitan de grandes remedios, y al creerlo así cometemos el error de dar por cierto que se nos está pidiendo un enorme esfuerzo inicial, como si lograr la desintoxicación dependiese de ese periodo en el que, cualquier adicto se dejará la poca fuerza que le queda.

No. El primer paso no es tan complicado. Ni reclamará de nosotros más de lo que encontraremos en nuestro interior.

Siendo conscientes de que ya no puede seguir así, de ninguna manera desea seguir metido en ese bucle sin fin que destroza su vida, lo único que tiene que hacer es pedir ayuda. Ahí, en ese momento, a pesar de las dudas, sí que puede aparecer el primer indicio de que esa paz interior puede regresar.

En Centro Árbor le ofrecemos a las personas adictas el entorno adecuado y los profesionales mejor preparados para que la rehabilitación sea posible.

En régimen interno, y distanciado del lugar en el que se hizo fuerte la adicción

No por casualidad elegimos, para instalar nuestro centro, un lugar tranquilo y apartado de la capital. En Soto del Real encontramos lo que necesitábamos para nuestros pacientes. Un centro en el que se ofrecen las instalaciones adecuadas, y que cuenta con la atención profesional que un adicto necesita. Médicos, enfermeras, psicólogos, personal preparado para atenderle cuando lo necesite.

Sin temor a que los recuerdos regresen y el camino de retorno a la adicción vuelva a estar demasiado cerca. Eso ya no sucederá en ese periodo en el que le ayudaremos a que supere su adicción. Conseguiremos reducir su sufrimiento debido a la abstinencia y le demostraremos cómo es posible dejar atrás la adicción, y cómo otras muchas personas, antes que usted, y que pasaron por nuestro centro, lo consiguieron.

El éxito casi siempre está asegurado

En Centro Árbor utilizamos un método al que hemos nombrado como Método Árbor, que puede consultar en el anterior enlace, gracias al cual obtenemos unos porcentajes de éxito muy elevados, pero no llegan al 100%. Hay personas que no tienen en cuenta que el camino de curación es necesario completarlo tal y como se les propone.

Nuestro conocimiento se ha ido generando con la experiencia de años en los que hemos comprobado cómo quiénes se dejan guiar obtienen excelentes resultados, mientras que quienes de manera impulsiva consideran que ellos van a poder completar, por si mismos, su desintoxicación, terminan regresaron al mismo punto de comienzo, aunque en realidad nunca se vuelve a la misma situación, como tampoco se recupera el tiempo perdido. Los fracasos suelen hundir más a las personas, y el punto de retorno siempre se encuentra en un lugar peor.

Permítanos que respondamos a sus duda

Puede llamarnos por teléfono cuando lo desee. Siempre encontrará alguien en Centro Árbor para atenderle, o para proponerle una hora para que le llamen. También puede visitar nuestro centro. Conocerá nuestras instalaciones y aquí mismo resolveremos todas las dudas que pueda tener.

Para que le resulte más fácil el contacto inicial hemos puesto a su disposición un formulario y también WhatsApp.

 

Abrir chat
Hola, puedes utilizar WhatsApp para ponerte en contacto con Centro Árbor. Consulta con nosotros tus dudas.
Deja tu mensaje y te responderemos lo antes posible.
Te invitamos a que nos conozcas. La primera visita y valoración son gratuitas.